Sabes lo que es el método Aspire

aspire2-1200x659.jpg

En post de este blog anteriores os hemos comentado que, afortunadamente, los métodos terapéuticos contra el sobrepeso y la obesidad han aumentado considerablemente en los últimos años. Y, lo mas importante, cada vez son más seguros y eficaces. Queremos hablaros del método Aspire. Se trata de una de las múltiples técnicas que podemos llevar a cabo bajo endoscopia. Esta técnica es un procedimiento médico que se realiza para observar el interior de alguna zona específica del cuerpo. Para ello se utiliza un instrumento llamado endoscopio. No sólo sirve como método diagnóstico sino que también es útil para llevar a cabo ciertas cirugías. Las cuales en años anteriores debían ser realizadas a través de cortes o incisiones importantes, con un mayor tiempo de recuperación y complicaciones propias de la intervención quirúrgica.

Pues bien, el método Aspire se realiza a través de endoscopia. Aspire es una técnica que permite eliminar alrededor del 30% de los alimentos del estómago antes de que las calorías sean absorbidas, lo que facilita la pérdida de peso del paciente.

Consiste en la colocación, mediante endoscopia, de una válvula y un pequeño tubo de silicona (de unos 2 cm) con acceso al interior del estómago. La colocación, no requiere ingreso y se hace forma ambulatoria en tan sólo, aproximadamente, 20 minutos. El paciente puede regresar a su casa al cabo de una hora y volver en dos días a su actividad habitual. Este sistema no supone ninguna limitación en el día a día del paciente. Es decir, las personas que se someten a este tratamiento pueden hacer vida absolutamente normal una vez se haya comprobado que la colocación del tubo es correcta y que la piel de alrededor de la incisión haya cicatrizado correctamente. Durante los 2-3 primeros días, algunos pacientes pueden sentir dolor en la zona. Se trata de un dolor tratable con medicación.

Diez días después de la colocación del tubo, el equipo médico verifica que la piel de alrededor del tubo haya cicatrizado correctamente. Después de esta comprobación se procede a conectar la válvula al extremo del tubo.

Esta válvula se conecta de forma simple a un dispositivo portátil de aspiración que permite el control y vaciado del contenido del estómago. Después, el contenido del dispositivo debe vaciarse en el inodoro. El paciente debe llevar a cabo la aspiración después de las principales comidas (desayuno, comida y cena).

¿Cómo se lleva a cabo?

Después de cada ingesta. Inicialmente se recomienda hacer la aspiración tres veces al finalizar cada comida principal. El proceso de aspiración dura entre 5-10 minutos y debe hacerse aproximadamente 20 minutos después de cada comida.

La duración del tratamiento se estima en unos 18 o 24 meses dependiendo de cada caso, aunque se puede alargarse en el tiempo. La técnica es totalmente reversible y con pocos riesgos asociados. En cuanto a los resultados, los estudios previos indican una de pérdida de peso de 21 kilos el primer año y 23 kilos pasados 2 años. En términos de pérdida media de exceso de peso los estudios concluyen que se consigue un 49% de pérdida de exceso de peso el primer año.

Desde el Instituto de Obesidad animamos a todos los pacientes a consultar terapias tan novedosas como éstas que son seguras y eficaces en manos de equipos multidisciplinares.

Ver vídeos

https://youtu.be/TepHkJ2w-2Y

 

miembros

Copyright Instituto de Obesidad 2017. Todos los derechos reservados.