Técnicas de apoyo

LASERSENSE

lasersense001Lasersense ® utiliza diodos láser de baja potencia (clase 3B) de 635-640 nm (rojos visibles), mediante 6 multipads que incorporan 13 diodos láser de baja potencia de 30 mW a nivel individual. La longitud de onda de 635-640 nm ha demostrado que estimula las mitocondrias de las células adiposas, y los receptores beta-2 de la membrana adipocitaria, provocando la activación de una enzima lipasa, capaz de fragmentar los triglicéridos y transformarlos en glicerol, ácidos grasos y agua.

Lasersense ® estimula el METABOLISMO FISIOLÓGICO de las grasas, gracias a la fotolipólisis.

Los triglicéridos, que ocupan el 95% del adipocito, se dividen dentro de la célula grasa, en ácidos grasos libres, glicerol y agua, pasando al exterior a través de la pared celular, como un excedente de energía dietética, el glicerol, el agua y los ácidos grasos libres más pequeños pueden ahora moverse a través de los poros en la pared celular mediante las proteínas de transporte.

En comparación con la estructura voluminosa de la molécula estable de triglicéridos que el cuerpo almacena como un excedente de energía dietética, el glicerol, el agua y los ácidos grasos libres más pequeños pueden ahora moverse a través de los poros en la pared celular.

Debido a la estimulación provocada por la fotolipólisis (láser de baja potencia) y la acción del Lasersense ®, se aumenta de forma importante, entre otros, la cantidad de agua a nivel extracelular.

Lo que permite que los resultados de la Lasersense ® sean aún mejores.

Metabolismo de las grasas

Proceso Metabólico Adipocitario por Lasersense ® El tejido adiposo está formado por células (adipocitos) que acumulan grasa en su interior (triglicéridos), en un estado semilíquido (ácidos grasos libres + glicerol + agua).

El volumen del tejido adiposo está en equilibrio, dependiendo de la relación entre la LIPOGÉNESIS (síntesis de triglicéridos a partir de ácidos grasos y glicerol fosfato) y la LIPÓLISIS (degradación de los triglicéridos con liberación de los ácidos grasos). Esta regulación se lleva a cabo gracias a que los adipocitos presentan unos receptores de membrana, llamados alfa y beta que regulan la entrada y salida de los ácidos grasos.

Receptores: vía de entrada de los ácidos grasos libres en el adipocito.
Receptores: vía de transformación de la grasa en energía.

¿Quieres que te llamemos?





miembros

Copyright Instituto de Obesidad 2017. Todos los derechos reservados.