Tratamientos por endoscopia

Aspire



El sistema consiste en la colocación, mediante endoscopia, de una válvula y un pequeño tubo de silicona (de unos 2 cm) con acceso al interior del estómago. La colocación, se realiza en régimen ambulatorio en una intervención de aproximadamente 20 minutos. El paciente puede regresar a su casa al cabo de una hora aproximadamente, y volver en dos días a su actividad habitual. Este sistema no supone ninguna limitación en el día a día del paciente, pudiendo hacer vida absolutamente normal una vez se haya comprobado que la colocación del tubo es correcta y que la piel de alrededor de la incisión haya cicatrizado correctamente. Durante los 2-3 primeros días, algunos pacientes pueden sentir dolor en la zona. Se trata de un dolor tratable con medicación.

Diez días después de la colocación del tubo, el equipo médico verifica que la piel de alrededor del tubo haya cicatrizado correctamente. Después de esta comprobación se procede a conectar la válvula al extremo del tubo. Esta válvula se conecta de forma simple a un dispositivo portátil de aspiración que permite el control y vaciado del contenido del estómago. Después, el contenido del dispositivo debe vaciarse en el inodoro.

miembros

Copyright Instituto de Obesidad 2017. Todos los derechos reservados.