La historia científica del balón elipse constata su eficacia contra la obesidad

8 febrero, 2018 by Instituto de Obesidad
illu_slider_program1.jpg

Esta no es la primera vez que el Instituto de Obesidad comenta a sus pacientes y al público en general la llegada de una prometedora terapia contra la obesidad: el llamado balón Elipse. De hecho, nuestro centro ha sido pionero en Madrid en poder ofrecerlo a sus pacientes. El balón Elipse consiste en un dispositivo en forma de cápsula lo suficientemente pequeña como para poder ser ingerida por boca y con un tubo adosado. Una vez en el estómago, el balón puede llenarse a través del tubo con hasta 600 ml. de líquido, tras lo cual aquél es retirado. Una vez cumplida su función terapéutica, el balón se vacía automáticamente mediante una válvula de operación autónoma y luego es expulsado del organismo a través del intestino.

Todo ello significa, ni más ni menos, que no se requiere de endoscopia para su implantación y retirada y, por tanto, tampoco de anestesia. Ahora, la historia científica, es decir, los estudios que avalan su eficaz y seguridad se van acumulando.

Recordemos ante todo que logra pérdidas durante 6 meses de terapia con balón y con consejo dietético más ejercicio de una media de 17,8 kg. Y recordemos, también, que el tratamiento está siendo reconocido como seguro y eficaz en varios estudios científicos. Aún más es importante no olvidar que Elipse, de la empresa Allurion Technologies, ha recibido el prestigioso Premio Innovación SAGES (Sociedad Americana de Cirujanos Gastrointestinales y Endoscópicos).

El prestigioso ‘The New York Times’ en Noviembre de 2014 publicaba un artículo que hacía referencia a los ensayos iniciales con él en los que se constataba su seguridad. Ese mismo año,

European Association for the Study of Obesity hacía públicos los resultados de un estudio cuya ‘puesta de gala’ fue en la European Obesity Summit (EOS) de ese mismo año en Gotemburgo, Suecia. Los datos mostraron su seguridad y el logro de una pérdida de peso similar a otros procedimientos con balón que usan endoscopia. El estudio fue realizado por el Dr. Ioannis Raftopoulos, del Programa de Control de Peso, del Centro Médico Holyoke en Massachussets (EEUU). Según sus palabras: “Los globos gástricos tradicionales para bajar de peso requieren endoscopia para su colocación y extracción. Sin embargo, Elipse es el primero que no requiere de procedimientos”. El trabajo fue llevado a cabo con 34 pacientes. Entre sus conclusiones destacan: “El 90% de los participantes informaron su satisfacción con el procedimiento e indicaron que lo recomendarían a un amigo. Como una intervención temporal que no requiere modificación anatómica, Elipse es un camino menos invasivo y reversible para perder peso. Puede permitir a los pacientes permanecer en un peso saludable mediante el uso repetido del dispositivo sin requerir anestesia, incisiones o riesgos quirúrgicos”.

Desde entonces, la literatura científica del balón Elipse se ha ido acumulando, como también los estudios con un mayor número de pacientes. Todo sin olvidar que, además, de la pérdida de peso logra mejorías en los niveles de triglicéridos y hemoglobina HbA1c (prueba sanguínea de diabetes tipo 2) y una reducción de ocho centímetros en la circunferencia de la cintura, tal y como el doctor Adelardo Caballero, director médico del IOB, notificó el paso mayo de 2017 en su conferencia: “New frontiers in the treatment of obesity: intragastric balloon without surgery, without endoscopy and without anesthesia”, por motivo del 25 Aniversario de Jornadas Mediterráneas celebrado en Sigtes (Barcelona).

La lista de trabajos continúa, así como las evidencias de seguridad, eficacia y satisfacción de los pacientes y sus médicos. El último de ellos ya ha sido aprobado para su publicación en revista de prestigio y en cuanto salga a la luz lo comunicaremos.

Tan sólo y desde el  Instituto de Obesidad recordar que Instituto de Obesidad ya lleva 100 balones elipses en sus pacientes que han logrado pérdidas medias de entre 13 y 17 kg, llegando, incluso, en algún caso hasta los 35 kg en aquellos con obesidad  severa. Queremos recordar que Elipse se ha utilizado y se está utilizando como terapia previa a la cirugía, porque logra pérdidas de peso que facilitan la reducción drástica de riesgos a la hora de pasar por quirófano.

Ver vídeo:

miembros

Copyright Instituto de Obesidad 2018. Todos los derechos reservados.

Compruébelo aquí