La dieta que puede ayudar a las mujeres menopaúsicas a no engordar

importancia-dieta-menopausia-T-VW8D5A.jpeg

Sabemos que la menopausia es un factor de riesgo de exceso de peso. Pero, también, sabemos que existen muchos métodos para controlar el aumento de kilos tras el cambio hormonal previsto ante el envejecimiento. Precisamente, acaba de salir un nuevo estudio que documenta que las mujeres con sobrepeso u obesas después de la menopausia que siguen una dieta paleolítica pueden mantener la pérdida de peso a largo plazo. Y no sólo. Además, los niveles de factores de riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares también disminuyen.

Lo documenta un estudio en la Universidad de Umeá en Suecia llevado a cabo con de 70 mujeres posmenopáusicas con un índice de masa corporal superior a 27 (es decir, con sobrepeso) después de la menopausia. En el estudio, la mitad de ellas llevó a cabo una dieta de acuerdo con las recomendaciones de nutrición nórdica. La llamada Nueva Dieta Nórdica (New Nordic Diet) desarrollada desde 2004, cuando los profesionales de la cocina y los chefs de los cinco países nórdicos se reunieron en Copenhague para definir una nueva cocina regional, que, en contraste con los hábitos alimenticios tradicionales, sería más saludable, equilibrada y sabrosa. Sus análisis demuestran que mejora notablemente los niveles de colesterol, la presión arterial y regula la pérdida de peso de forma equilibrada, rápida y saludable, como demostró un estudio publicado en 2013 en Journal of Internal Medicine.

La nueva investigación muestra que “los resultados son notables. A pesar de dar a las mujeres rienda suelta a una ingesta ilimitada, la pérdida de peso fue estable después de dos años. Un hecho más significativo es que dicha pérdida además mejoró de forma evidente los niveles de grasa “, comentan los autores del estudio.

La pérdida del mismo también contribuyó a la reducción de la inflamación tanto en el tejido graso como en la circulación. Las mujeres que siguieron la dieta paleolítica tuvieron una reducción significativa en la grasa abdominal. “En conclusión, el estudio muestra que la dieta paleolítica con una parte elevada de grasas no saturadas era más sana para este grupo de mujeres, incluso a pesar de que las recomendaciones nórdicas de la nutrición que también tuvieron efectos positivos sobre la salud”, señala el trabajo.

La dieta paleolítica, conocida como dieta del hombre o de las cavernas… es un plan nutricional basado en la supuesta dieta de plantas silvestres y animales salvajes que fueron consumidos por los humanos del período señalado. Se compone principalmente de carne, pescado, frutas, verduras, frutos secos y raíces, así mismo excluye granos, legumbres, productos lácteos, sal, azúcares refinados y aceites procesados.

Las mujeres posmenopáusicas tienen un riesgo creciente de obesidad debido a la reducción de la producción de estrógenos, además de otros factores como la disminución de actividad física.

El estudio muestra, además, mejoría en los niveles grasos sanguíneos, un factor importante ya que puede determinar el desarrollo de diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares.

Desde el Instituto de Obesidad creemos que lo más importante para frenar el aumento de peso en mujeres que estén entrando en la menopausia es consultar con especialistas que examinen y evalúen sus hábitos dietéticos para orientarlas de la mejor manera posible y establecer un plan individualizado de dieta. Por este motivo defendemos la oportunidad de que ellas sepan que se pueden evitar los ‘efectos colaterales’ de la menopausia (como el aumento de peso) si consultan con especialistas.

miembros

Copyright Instituto de Obesidad 2018. Todos los derechos reservados.

Compruébelo aquí