Té Kombucha, lo último para perder peso

kombucha-1200x675.jpg

Está claramente de moda y está ocupando espacio en los medios de comunicación.  Hablamos del té Kombucha. Se ha hecho un nombre desde su éxito en EEUU y, al parecer, forma parte de la dieta de muchas ‘celebrities’: desde Zoe Kravitz, Kourtney Kardashian, , Lindsay Lohan, Lena Duham, Madonna, Gwyneth Paltrow y Orlando Bloom hasta la propia Reina Letizia.

La Kombucha es una bebida 100 % natural, elaborada según una antigüa receta de té, azúcar y cultivos de Kombucha. Su fermentación transforma el té o la infusión en una bebida con una variada gama de vitaminas, enzimas, minerales y ácidos orgánicos esenciales. Se consigue a partir de una infusión azucarada de hojas de té o de plantas adecuadas a la que se incorpora el cultivo de Kombucha, una simbiosis de levaduras y bacterias beneficiosas, cuya fermentación transforma la infusión en una bebida con una variada gama de elementos.

Los primeros indicios de su existencia datan del año 221 a. C. De hecho, se bebe desde hace 2.000 años en China, Tíbet, Siberia y Rusia. En los últimos años se ha hecho muy popular en América y en los países del centro y norte de Europa.

En definitiva, el “hongo de la kombucha” (por su apariencia) conocido como SCOBY en inglés, es un acrónimo de Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast (cultivo simbiótico de bacterias y levaduras). “Simbiótico” significa que las cepas de bacterias y levaduras conviven en una comunidad compleja y de apoyo mutuo, dependiendo las unas de las otras. Las bacterias y levaduras específicas en la kombucha son las que hacen que ésta se comporte como lo hace, y las que producen la efervescencia y el sabor.  Es, por tanto, una bebida natural llena de probióticos y aminoácidos saludables.

Beneficios

De hecho entre las virtudes que se le atribuyen destacan: desde mejorar la digestión y fortalecer el sistema inmune, hasta desintoxicar el hígado y prevenir el cáncer. También se le atribuyen otros beneficios como, el actuar de antibiótico que mejora infecciones recurrentes como la candidiasis, prevenir la pérdida de memoria, disminuir el dolor en artritis o los síntomas premenstruarles.

Pero si ha saltado a la fama es también por su papel para ayudar a perder peso. El motivo, mejora el metabolismo, estimula la combustión de las grasas y evita su acumulación. El contenido en ácido acético y los polifenoles ayudan a perder peso.

Desde el Instituto de la Obesidad queremos recordar que esta bebida debe tomarse con precaución porque puede tener efectos secundarios si tenemos en cuenta su contenido en cafeína, alcohol y probióticos en cantidades elevadas. No dudes en consultarnos.

miembros

Copyright Instituto de Obesidad 2018. Todos los derechos reservados.

Compruébelo aquí