Las legumbres también son para el verano

11.jpg

Son imprescindibles en la dieta. Sanas, nutritivas, las legumbres no deben faltar en la mesa y existen multitud de recetas para disfrutar de ellas en verano, como la gran variedad de ensaladas que pueden prepararse usándolas como ingrediente principal.

Uno de sus mayores ‘atractivos’ es que no engordan pese a la falsa creencia popular. Sus beneficios nutricionales se basan en su aporte de hidratos de carbono, proteínas, fibra, hierro, vitaminas del grupo B y, casi nada de grasa, dado que no supera el 4% de su composición.

El Instituto de Obesidad es un acérrimo defensor de la dieta mediterránea y ella forma parte de nuestros planes de dieta y técnicas de apoyo. Además, las legumbres son la base para aprender a comer bien, como hemos contado en este espacio anteriormente.

Lentejas, garbanzos, guisantes, habas… todas ellas tienen claros beneficios para la salud y forman parte imprescindible de la dieta de los deportistas.

Entre sus ventajas destacan:

  • Son el grupo de alimentos vegetales con mayor cantidad de proteína.
  • Proporcionan energía.
  • Su alto importante contenido en fibra ayuda a regular los niveles de colesterol y azúcar en sangre. También favorece el funcionamiento intestinal.
  • Son económicas.
  • Aportan potasio, calcio, fósforo, yodo y vitaminas del complejo B.
  • Son imprescindibles en la dieta de las mujeres embarazadas para prevenir defectos congénitos, dado su alto contenido en ácido fólico.
  • Fundamentales en las personas vegetarianas ya que son grandes reemplazadoras de la carne.
  • Ayudan a controlar el peso dado su bajo contenido en grasa.
  • Contribuyen a controlar la presión arterial.
  • Aumentan los niveles de hierro en el organismo.
  • Permiten controlar el estreñimiento.
  • Favorecen la salud cardiovascular.

 

miembros

Copyright Instituto de Obesidad 2018. Todos los derechos reservados.

Compruébelo aquí