Vitamina D contra la obesidad infantil

31 octubre, 2018 by Instituto de Obesidad
vitaminaD.jpeg

La lucha de la ciencia por frenar la obesidad infantil sigue dando frutos. Ahora un nuevo estudio acaba de constatar que los suplementos de vitamina D pueden promover la pérdida de peso y reducir los factores de riesgo de futuras enfermedades cardíacas y metabólicas en niños con sobrepeso y obesos. Los datos acaban de ser presentados en la 57ª Reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica. Estos hallazgos indican que la simple suplementación con vitamina D puede ser parte de una estrategia eficaz para abordar la obesidad infantil y reducir el riesgo de problemas de salud graves en la edad adulta.

La obesidad en la infancia y la adolescencia representa un importante problema de salud en todo el mundo, lo que lleva al desarrollo de complicaciones costosas, graves y debilitantes, como enfermedades cardíacas y diabetes, en la vida posterior. Aunque la deficiencia de vitamina D se asocia típicamente con la salud ósea, en los últimos años se ha relacionado cada vez más con el aumento de la acumulación de grasa corporal y la obesidad, y la naturaleza precisa de esta relación actualmente está siendo investigada por los investigadores. Sin embargo, aún no se había investigado el efecto de la suplementación con vitamina D sobre el peso y la salud de los niños y adolescentes obesos.

En este estudio, el Dr. Christos Giannios, la profesora Evangelia Charmandari y sus colegas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Atenas y el Hospital de Niños ‘Aghia Sophia’ evaluaron a 232 niños y adolescentes obesos durante 12 meses, con 117 asignados al azar para recibir vitamina D, de acuerdo con las directrices de la Endocrine Society sobre el tratamiento y la prevención de su deficiencia. Los niveles de vitamina D, grasa corporal y marcadores sanguíneos de la función hepática y la salud del corazón se evaluaron al inicio del estudio y 12 meses después. El estudio informó que los niños que recibieron suplementos de vitamina D tenían un índice de masa corporal, grasa corporal y niveles de colesterol significativamente mejorados más después de un año de suplementación.

“Estos hallazgos sugieren que la simple suplementación con vitamina D puede reducir el riesgo de que los menores con sobrepeso u obesidad desarrollen complicaciones cardíacas y metabólicas graves en su vida posterior”, ha asegurado la profesora Charmandari.

El equipo ahora planea investigar los efectos de la suplementación con vitamina D en la salud de los niños y adolescentes obesos que ya tienen afecciones poco saludables, como presión arterial alta, glucosa en sangre alta y colesterol alto, todo lo cual aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes.

“Aunque estos hallazgos iniciales indican que la vitamina D podría usarse en el tratamiento de la obesidad, sigue habiendo una falta de evidencia sobre la seguridad y los efectos a largo plazo de la suplementación, especialmente si no hay deficiencia de vitamina D. Sin embargo, si su hijo tiene sobrepeso o es obeso, le recomiendo que consulte a su médico de cabecera para que lo asesore y considere que se analicen sus niveles de vitamina D”, han insistido los investigadores.

Desde el Instituto de Obesidad invitamos a los padres con hijos con sobrepeso u obesidad nos consulten sobre los mejores tratamientos individualizados y personalidad que tenemos para poder solventar el problema de sus hijos. Estaremos, asimismo, pendientes de todos los nuevos hallazgos que vayan surgiendo en el campo de la obesidad.

Copyright Instituto de Obesidad 2018. Todos los derechos reservados.

Compruébelo aquí